PEDAGOGOS ILUSTRES

A continuación se hará mención de los aportes dados por algunos
representantes de la pedagogía en los procesos de enseñanza, donde
esto permitirá adentrase al tema de la pedagogía reeducativa,
iluminada por la filosofía Amigoniana, en su ejercicio terapéutico
educativo frente al tema de la farmacodependencia.
Importante antes de presentar los grandes representantes de la
pedagogía mencionar que la pedagogía en Colombia sufrió un proceso
de extrañamiento en la formación del magisterio tanto en las
Normales como es las facultades de educación. Otras disciplinas, las
llamadas “ciencia de la educación”, ocuparon su lugar. A la vez, la
pedagogía se redujo a una ligera y superficial “historia de la
educación”, de la cual sólo quedó el fugaz e inútil recuerdo
enciclopédico del nombre de dos o tres pedagogos.
Retomando de la revista educación y cultura. No 14 de 1988. Del
articulo “Los grandes pedagogos” de Gloria Calvo, donde se hace
mención a algunos pedagogos reconocidos en la historia por sus
grandes aportes a la educación siendo los siguientes;
Juan Luis Vives, (1492-1540) Brillante humanista español,
considerado el pedagogo de occidente, centra sus reflexiones en como
hacer que la escuela forme un hombre virtuoso. En torno a la virtud
se establece la institución escolar y en ella, el maestro con su
ejemplo, se constituye en modelo de conducta para sus alumnos. En
el Tratado del Alma, Vives asigna a la escuela el propósito de velar
porque se forme un hombre que se acerque virtuosamente a los
objetos.
Juan Amós Comenio, (1592-1679) Filosofo, considerado el padre de la
pedagogía en cuanto su obra, La didáctica magna, ordena los
planteamientos de su Didáctica Magna en torno a unas nuevas
categorías; niño y entendimiento y a dos preguntas ¿Cómo conocer al
hombre? ¿Cómo enseñarle la ciencia? De aquí se desprende su interés
por señalar un método para adecuar el conocimiento y los saberes al
estado del desarrollo del entendimiento.
John Locke, (1632-1704) Filósofo y médico ingles plantea la
educación como la formadora por excelencia del alma humana en
cuanto la voluntad del educador será la que determine cuáles son las
impresiones que grabará el alma infantil. Y puesto que el alma sana
corresponde a un cuerpo sano, el filósofo inglés se ocupa del cuidado
de la salud corporal.
Juan Jacobo Rousseau, (1712-1778) filosofo de la educación, centra
sus reflexiones sobre cómo hacer que aquella desarrollo sin
obstáculos las disposiciones naturales del hombre para garantizar su
igualdad y hacer mejor la humanidad.
Heinrich Pestalozzi, (1746-1827) Pedagogo suizo, vuelve el énfasis
sobre el método de enseñanza y la pedagogía se subordina a los
conocimientos psicológicos sobre la infancia y sobre las relaciones
primarias.
Federico Froebel, (1782-1852) Uno de los discípulos más brillantes de
Pestalozzi, crea los jardines infantiles y el desarrollo de las
habilidades propias de este periodo como el fundamento de logros
posteriores.
Juan Federico Herbart, (1776-1841) la teoría pedagógica se plantea
como un sistema independiente aunque es posible todavía ver
algunos restos de principios filosóficos y psicológicos. El saber orienta
la actividad infantil cuando logra captar los intereses de los niños. Por
esta razón Herbart analiza los procesos básicos de la comprensión y
adecua a los mismos la estructura de la instrucción la cual, según su
contenido puede ser expositiva, analítica y sintética.
A partir de los años veinte del presente siglo se acentúan las críticas a
la pedagogía tradicional y se comienza a hablar de una escuela que
tenga en cuenta las características del individuo, que ejerza funciones
“científicas” mediante la medición de los coeficientes intelectuales y
las aptitudes particulares; que descanse sobre los intereses del
alumno; que privilegie la espontaneidad a la disciplina, en fin, se abre
paso una pedagogía de inspiración experimental basada en las
contribuciones de la biología y la psicología.
A estas nuevas orientaciones corresponden las reflexiones de Ovidio
Decroly, (1871-1932) Medico y psicólogo Belga, creador de los
centros de interés y promotor del medio global para el aprendizaje.

Este postulo que no existen diferencias cualitativas entre niños
“normales” y los “anormales”
John Dewey, (1859-1952) su afán de aplicar a los métodos
pedagógicos los requerimientos de los métodos científicos y su idea
de la escuela-laboratorio.
Edouard Claparede, (1873-1940) Doctor en medicina y director del
laboratorio de psicología de la universidad de Ginebra, centrando en el
interés infantil el proceso de aprendizaje y proponiendo la convivencia
de que los maestros fueran a la universidad a familiarizarse con los
métodos psicológicos de observación de los niños.
María Montessori, (1870-1952) Graduada en medicina, quien quería
aplicar los métodos de enseñanza para los niños con retardo mental a
aquellos que no presentaban este tipo de dificultades.
Decroly, Montessori y Claparéde estructuran una crítica tanto a los
sistemas y métodos de enseñanza como a los fines de la educación.
A partir de ellos la acción del maestro está determinada por las
capacidades para el aprendizaje que demuestre el alumno. Enseñar
se convierte en un manejo de conductas susceptibles de evaluación y
la institución escolar diseña novedosos registros para consignarlos.
A pesar de ser contemporáneo de Decroly, Kerschensteiner se
interesa más por los fines sociales de la educación y por la relación
que esta tiene con las personas y las cosas que conforman los bienes
culturales de una comunidad. Maestro y alumnos constituyen una
comunidad que busca realizar una obra en común: el conocimiento de
los bienes culturales y los valores intrínsecos.
Celestin Freinet, (1896-1966) maestro de escuela rural, desarrolla la
“Escuela Nueva Popular”, basada en el poder del grupo escolar, de sus
capacidades creativas, de las alternativas de comunicación que
pueden darse entre distintas escuelas, es decir, se reivindica el papel
de la institución educativa. En Latinoamérica esta filosofía coincide
con la de Paulo Freire. De igual manera, no se incluyeron autores
como Piaget, Vygotski, Wallon, los cuales han pensado la pedagogía
desde la psicología.

Al presentarse las siguientes anotaciones con respecto a los
pedagogos antes mencionados llama la atención sobre la necesidad de
conocer sus postulados y profundizar en algunos de los aspectos es
reconocer además, que desde cualquier saber disciplinar se puede
construir conocimiento desde “el arte de saber enseñar” como así lo
especifica la pedagogía.
Es precisamente lo que se pretende en el análisis y atención del
fenómeno de la farmacodependencia la invitación al trabajo
interdisciplinario apoyado de estrategias pedagógicas con efectos
terapéuticos que permitan en el individuo una mirada crítica y
responsable frente al mundo.

montessori4

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s